domingo, 20 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 110 de 365

El reto del amor está en enamorarse del alma.
Sí, en querer conquistar los mundos que nos habitan por dentro. 
En querer adueñarse de la esencia, de un espacio en los mundos,
de querer habitar, no con alguien, sino en alguien. 
Amar lo exterior es mas fácil.
Impresionar a alguien con lo visible es sencillo.
¡Lo hace cualquiera!

Pero, enamorarse de lo intangible, de los secretos, de las debilidades.
Enamorarse de los silencios y secretos.
de los abismos y cielos.
¡Es todo un reto!

Que pocos lo quieren tomar.
Que pocos se atreven a enfrentar.
No porque sea difícil, sino porque en el viaje a través del alma del otro se puede encontrar con carreteras intransitables, con callejones sin salida.
Y el reto está en seguir indagando y viajando, pese a todo. 





sábado, 19 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 109 de 365

De un tiempo para acá, lo noto distante (más distante).
como ido, como ajeno.

De un tiempo  par acá, por más que intento encontrarme en sus letras, 
no puedo.

De un tiempo para acá sus muros están más altos,
la distancia más notable. 

De un tiempo para acá usted me olvida y yo lo quiero más.

viernes, 18 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 108 de 365



Que ya me curé,
Que ya ni me estremece tu presencia,
Que ya ni escribo por ti.
Y no te pienso. 
Y no te recuerdo ya.
Y no me ardes, ya no.
       Y me miento.

jueves, 17 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 107 de 365

Lo más difícil será estar si ti.
Es tener que despertarse de sopetón. 
Es tener que abandonar el camino, hacer un viraje de emergencia.
Es dejar la poesía incompleta.

Lo más difícil de todo será tendré que desconocerte.
Verte volar en otro cielo.
Mirar el reloj y no esperarte.


Lo mas difícil será hablar de ti en pasado. 

Vivimos. 
Fuimos. 

Te quise.

miércoles, 16 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 106 de 365

Las hojas de los árboles son historias por contar,
    que se desprenden en busca del viento, que las acaricie,
que las lleve a su destino,  o las traiga de regreso.

   Tú, mi historia, mi hoja.
La que el viento colocó en su lugar,
       Arrastrando con ella historias,
                            lecciones,
              poesías.

Como las hojas pasajeras de una escena,
    traviesas,
no pueden detenerse.
Ni siquiera controlar la rapidez de su vuelo...
  ¡Así eres tú!
Vulnerable, nómada, un visión efímera, pero eterna.

Quisiera detenerte,
    guardarte,
poseerte,
hasta que el tiempo se encargue de volverte nada,
quisiera estar ahí contigo, envejeciendo.

Pero tengo que dejarte ir, liberarte a otro destino,
hacia otro norte, que no soy yo.

martes, 15 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 105 de 365



Y te agarro la mano fuerte, como aferrándome a la vida.
Y te rebusco por dentro la piel, para nunca olvidar mis caminos.
Y te escribo un te quiero en los labios.
Te memorizo. 
Los ojos.
Las manos.
Las poesías.
Los misterios.
Y susurro tu nombre en mis versos.
Me oyes.
Cierras los ojos.
 Y me versas y me quedo a vivir en ti.








lunes, 14 de abril de 2014

Cap. 2014 pág. 104 de 365

Anoche te soñé.
Lo sé porque me levanté con magia en los ojos, con sabor a ti en los labios.
Lo sé porque amanecí dos veces y un sol me nació en los ojos.
Lo sé porque por la sangre me recorren poesías.
Lo sé porque después de verte, te quiero más.