Mis días deshojados en letras.

viernes, 1 de febrero de 2013

Cap. 2013 pág. 32 de 365

8:07 Posted by MaRiani No comments
A veces, un vive creyéndose lo  negativo que los demás dicen de uno, absorbiendo como esponja sus palabras y acciones y las da por hecho que son reales.

"Nadie te va a querer  nunca, ni se enamorará de ti" me dijo una vez alguien cuando a penas tenía 14 años. Si, fui víctima de bullying y tuve que luchar con eso diariamente en la escuela. Esas palabras de ese chico se me quedaron grabadas a tal extremo que aún las recuerdo y vivo la escena. Yo en el pupitre, el del otro lado, yo callada y el me miró desafiante y soltó su veneno. Quizás sea una tontería, pero es algo que me ha ido acompañando a lo largo de mi vida, no con rencor, pero sí con cierta melancolía. Cuando alguien a quien quiero se va de mi vida (voluntariamente) o la gente me decepciona rápido me remonto a esa época cuando tenía 14... y aquel chico diciéndome eso.  Por mucho tiempo llegué a pensar que hasta tenía razón y obviamente ese pensamiento me absorbía, más que encontrar a gente que me quiera o que finalmente se enamore de mí, entendí que aquella frase no era verdad, que aquello no determinaba mi futuro, ni siquiera era una regla... que yo merecía ( y merezco) ser feliz,  y así lo he aprendido, así lo he hecho.

No hay que creerse lo negativo que dicen de uno, es doloroso, pero no tiene que ser una regla por la cual regirse, la gente no sabe el daño que hacen las palabras y el alcance que tienen, de hecho a veces pienso, quizás el chico ni se recuerde de lo que me dijo...  Hoy, puedo hablar de ello porque hace mucho me liberé de ese bulto que cargaba, ya vacié mi corazón de eso que lo estrangulaba y no dejaba que pudiera volar.

Hay que cuidar lo que se dice, porque el corazón cuando está vulnerable absorbe de todo en su  mayoría lo negativo y uno termina cargándolo, si no se libera puede ser muy pesado y es por eso que no podemos avanzar.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario