Mis días deshojados en letras.

martes, 26 de febrero de 2013

Cap. 2013 pág. 57 de 365

7:55 Posted by MaRiani No comments
Cuando yo tenía 16 años,  iba de camino al salón de álgebra me recibieron con la siguiente noticia: : Fernando murió.

Yo, que no soy muy buena para recibir noticias de esa índole, me congelé. Estuve en "shock" casi todo el día. En ese tiempo, y ahora  puedo contar con mis dedos las muertes o pérdidas que me han afectado o me han tocado. Lo de Fernando me afectó en el sentido de que yo lo conocí durante dos años, estábamos en el mismo salón y horas antes de que muriera estaba hablando con él en la clase de inglés sobre el significado de una palabra.   No, no éramos íntimos amigos. Simplemente éramos compañeros de clase.... igual me afectó, porque fue una pérdida cercana y fue tan repentina.

Me afectó porque a veces pensamos que somos eternos, porque a veces damos por sentado vivir, nos levantamos, y vivimos como si el mañana estuviese seguro. Han pasado 10 años, y parece que fue hace poco, repaso todo lo que viví tanto mis compañeros, maestros y yo, después de ese sucedido, y pienso que esa muerte representó para nosotros una nueva etapa.

Al menos para mí significó el poder valorar cada segundo y cada minuto de vida con mayor ahínco. El atesorar a cada persona que pasa por mi vida, por muy fugaz que haya sido. La muerte es parte de la vida,  de hecho es señal de que existió la vida, es una puerta, una transición... a la que nunca se está preparado, pero a la que todos llegaremos. Mientras tanto, vive el presente al máximo, disfruta aquello que haz estado aplazando, sueña, vive, ama...  perdona, no malgastes tu vida, porque llegará el día que lamentarás no haber hecho o dicho ciertas cosas a quienes más te importaban.

Descanse en paz, Fernando B. Matos
2-febrero-1986/26-febrero-2003
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario