Mis días deshojados en letras.

sábado, 5 de octubre de 2013

Cap. 2013 pág. 278 de 365

14:14 Posted by MaRiani No comments
Cuando le damos nombre a algo, hay un sentido de pertenencia o quizás de realidad. Así sea algo abstracto, se vuelve tangible, lo vemos con claridad.  Por ejemplo, a mí me gusta decir tu nombre y hasta escribirlo y releerlo. Lo menciono en diferente entonación hasta sentir que casi besa mis labios, sí sé es una locura, pero me gusta hacerlo sobre todo cuando pasan los días y tu ausencia se hace evidente.  También me gusta oírte decir el mío. Pero sobre todo me gusta  como dices nosotros, con esa seguridad y sinceridad, como si fuese una melodía o una poesía.  Somos nosotros, y al escucharlo de ti, puedo vernos así tomados de la mano, caminando, puedo vernos hasta en el futuro, siento que somos uno, que somos, amor, que finalmente somos.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario