Mis días deshojados en letras.

sábado, 5 de julio de 2014

Cap. 2014 pág. 186 de 365

17:02 Posted by MaRiani No comments
De repente me encontré en el mismo mar, a otro que no sabía nadar,  que estaba igual de cansado que yo de bracear por llegar a la orilla, que estaba afónico de llamar un nombre.  De repente me dio la mano, de repente nuestras miradas cruzaron, pese a las olas, pese a estar tan lejanos, pese a tener los ojos inundados de otros mares. De repente cuando exhalamos el último grito de desespero, ese: alguien por favor, me rescate; nos vimos, sonrisa de alivio y de repente estábamos en la orilla.
Con miedos,
Con las huellas del naufragio.
Con dudas.
Pero juntos. 
Pero a salvo. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario