Mis días deshojados en letras.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Cap. 2014 pág. 270 de 365

18:30 Posted by MaRiani No comments

Y yo, absorta e incrédula, no supe si tomarle la mano o huir.
Siempre he estado acostumbrada a que me dejen a mitad del camino,
a prever el adiós,
a quedarme con las vidas a medias,
a que me rompieran el cielo sin ni siquiera haberlo volado,
a detener el reloj de sopetón.
Es que siempre yo estaba acostumbrada a quedarme con las manos vacías,
a resignarme,
a tener que vestirme obligatoriamente de orgullos
Entonces me dijo que se quedaba, que me quería, que no me iba a soltar.
Y yo, no tuve más remedio que abrazarlo, que quedarme,
que dejarme amarrar de su te quiero y quedarnos juntos para siempre
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario