Mis días deshojados en letras.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Cap. 2014 pág 295 de 365

13:00 Posted by MaRiani No comments
El peor día sin alguien no es el primero, sino el segundo. Es más doloroso mirarse luego de las pasadas veinticuatro horas  de porqués y de tener la esperanza de que todo lo anterior ocurrido no es más que una pesadilla. El peor día es el segundo, el día que te das cuenta de lo crecido que están  las nostalgias y que los párpados reflejan la falta de sueño.  Es cuando por fin notas que todas las promesas se han alineado en tu piel y se han convertido en espinas de sólo recordarlas. Es cuando sabes que debes aprender a vivir sin esperar esa persona pero no quieres. Es cuando te niegas rotundamente  a olvidar porque aún sientes ese amor ardiendo, pese a todo.  El peor día sin alguien es el segundo, el día que todos los recuerdos  se confabulan y llegan a tu mente de manera ametralladora. Ese día que rememoras todo; conversaciones,  te quieros, sueños y adiós. Ese día que es cuando te das cuenta en qué punto de la historia todo se vino abajo.  Ese cuando los te extraños aparecen y lo que uno quisiera es correr hasta algún abrazo que pueda devolverle la vida. Ese día cuando  sientes coraje, cuando al fin sabes que no hay vuelta atrás y te preguntas  porqué no te fuiste primero. El peor dí sin alguien nunca será  el primero, sino el segundo, cuando ya no quedan lágrimas, ni sonrisas. Cuando quisieras que algún extraño te dijera que todo saldrá bien que es parte del proceso de la vida.  El día dos, el más difícil, ese día en el que uno sabe  que nada volverá a ser como antes, ese en el que el tiempo se detuvo y uno  no le queda más que detenerse con él para no terminar desecho.

Fragmento Veinte días sin ti. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario