Mis días deshojados en letras.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Cap. 2014 pág. 310 de 365

8:48 Posted by MaRiani No comments
Luego pensé en lo mucho que odiaba los puntos suspensivos y las pausas. Me pregunto de qué sirve crear un abismo adrede, de qué sirve el silencio (a parte de cortar), de seguir con la cobardía de no soltar a alguien, pero irse. Esa hipocresía, ese juego absurdo de poner el reloj, de encadenarse a miles de preguntas sin respuestas, de aguantar el te quiero, de pausar la eternidad. Ese empeño constante de pausar una historia por falta de coraje, o de respuestas, o de certezas. Me preguntó porque construir muros para luego destruirlos, por qué aguantar el amor (como si se pudiera, como si fuese un mar, y le fuesen a poner una represa y podríamos detenerlo), por qué anudarle al tiempo nostalgias, por qué después de caminar tanto nos empeñamos a ir en reversa, al punto de partida para recorrer otro camino. 

Fragmento: Veinte días sin ti
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario