Mis días deshojados en letras.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Cap. 2014 pág. 321 de 365

7:47 Posted by MaRiani No comments


He aprendido que el te quiero no significa permanencia; tanta gente me lo han dicho y se han ido. 
Se llenaban la boca de eternidades y las manos de poesía. 
Hacían alardes de querer, y le anudaban al viento suspiros. 
Me vestían y desvestían de esperanza, de ilusiones que el tiempo marchitó.
Decían te quiero con tanta seguridad, se le quemaban los labios,
los ojos se inundaban de mares,
y las manos ardían.
Te quiero, te quiero, te quiero; lo repetían y yo echaba raíces,
y  las dudas se disipaban,
y yo les hacía un lugarcito en mis adentros.
Y, ¿dónde están ahora?
A kilómetros de silencios, de indiferencia, de "hasta luegos" de mí.
No, el te quiero no es permanencia,
ni quédate,
ni habítame.
Porque hoy me miro las manos, ya gastadas y ausentes,
y no hay nadie.
Porque todos los que lo dijeron, alguna vez, no están.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario