Mis días deshojados en letras.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Cap. 2014 pág. 327 de 365

15:18 Posted by MaRiani No comments
Pensaba en él tanto que parecía que convivía conmigo en todo momento; 
que viajaba a mis mismos lugares, 
que cantábamos la misma canción, que mirábamos el cielo a la vez.
 Lo sentía cerquita, entre mis manos y mi alma. 
Los labios me sabían a magia, a mar, a poesía con su nombre.
Sabían a suspiro, a plática con el café. 
Pensaba tanto en él que  sin que nadie lo notara le decía te quiero bajito mientras apretaba los ojos con una leve sonrisa en los labios.  
Parecía que lo traía de amuleto, que me vestía de él, que me habitaba. 
Las manos no dejaban de escribirle, de invocarlo, de tocarle el alma con letras.
Lo tenía pegado en mis pupilas, entre mis pestañas y sienes. 
Pensaba tanto en él que lo hacía real, tangible. 
Y cada vez que me robaba un pensamiento, que me invadía su presencia, yo me hacía eterna.
Y me gustaba suponer que cada vez que yo lo pensaba con esa intensidad, era por que él hacía lo mismo.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario