Mis días deshojados en letras.

jueves, 26 de febrero de 2015

Cap. 2015 pág. 57 de 365

10:02 Posted by MaRiani No comments
No recuerdo con exactitud cuándo de repente todo terminó, pero fue mucho antes de irme.  Me miro las manos y me duelen los recuerdos. De repente me dio con abrazarlo  y el vacío se hizo mayor y el eco se volvió imparable. Y por más que me traté de acercar, los orgullos estaban demasiado crecidos, los rencores habían ahogado los te quieros, y las miradas se  volvieron filos. No recuerdo cuándo nos volvimos extraños, ajenos, dos divergencias que ahora se repelen, se miran de reojo y le temen a soltarse.  De repente no pude más encontrarme en su piel y el cielo se volvió abismo, y las coincidencias cada vez más escasas.  No era suficiente los puentes, ni el te extraño, ni siquiera el perdón podía de una vez estremecernos y devolvernos la vista.  No le pesaba mi ausencia, y no le importaba cuán deshecha me dejaba su indiferencia. No recuerdo con exactitud, cuándo nos apartamos del camino, pero sí cuándo dejamos de ir en la misma dirección.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario