Mis días deshojados en letras.

lunes, 16 de marzo de 2015

Cap. 2015 pág. 75 de 365

9:18 Posted by MaRiani No comments
Tengo los ojos inundados de ganas de llorar. 
Se empañan, se convierten en mar.
Toda mi alma se ha vuelto sal y agua.
Todos los recuerdos se resumen a mi cielo nublados,
al aguacero inminente,
a silencio ensordecedor de lo que quedó.

Los te quieros que me faltaron
y hasta los abrazos que di, me arden en la espalda. 
La poesía que escribí con su nombre
y el tiempo detenido que guardé por si acaso nos hacía falta. 

Todo lo que no fuimos y lo que sí.
La palabras inventadas y las melodías que sólo nosotros podíamos escuchar.
El adiós que postergamos y el puente que no acabamos.
Todo lo que guardamos y lo que repetimos
hasta que se gastaran los labios.

Y entonces lloré hasta que el silencio ya no incomodaba,
sino que daba paz. 
Lloré hasta que entendí el por qué de las lágrimas. 
Entonces lloré todo  y  mucho. 

Tengo los ojos inundados de ganas de recomenzar.
Se iluminan, se convierten en cielo por estrenar.
Toda mi alma se ha renovado.
Todos los recuerdos se resumen ahora, a lecciones y alas,
a luz,
a un nuevo latido.
Después de todo, llorar, hacerse mar,
no es tan malo. 


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario