Mis días deshojados en letras.

martes, 14 de abril de 2015

Cap. 2015 pag. 104 de 365

8:23 Posted by MaRiani No comments
Sabes, los días que lo siento muy cerca por dentro me florece la primavera. La cercanía es algo tan relativo, he aprendido a tenerte entre mis manos y la yema de mis dedos, pese a que no estés aquí. He aprendido a nombrarlo, a hacerlo presente con poesía, con melodías, con te quieros. Tener a alguien cerca no es algo físico, no es algo que puedas palpar con las manos, ni que puedas oler; ni siquiera es algo que tengas que abrir los ojos y notar. Tener a alguien cerca es sentirlo recorrer las venas, es parte de la piel, de la misma respiración.  Es tener la certeza que al cerrar los ojos sigue ahí, es dejar que el viento susurre su nombre, es saberlo arder entre el alma y las ganas. La cercanía es suspirar a la vez, es recorrer el camino y sentir las manos llenas, es dejar de mirar los espacios, las grietas .... y hacerse uno en un te quiero. Yo he aprendido a llevarlo conmigo a todos lados, a descubrir nuevos sitios con él, he aprendido a acortar distancias haciéndolo verso. He aprendido a tocarlo, a vivirlo... pese a las latitudes, pese al frío que produce a veces la nostalgia de la falta de inmediatez. La cercanía es eso, aprenderse de memoria el alma, dejar de mirar el reloj y preocuparse por lo imposible.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario