Mis días deshojados en letras.

martes, 2 de junio de 2015

Cap. 2015 pág. 153 de 365

10:01 Posted by MaRiani No comments
Pasa que un día normal y común, vuelves a amar. Y no hay música de fondo, ni siquiera es primavera y a fuera llueve como si se fuese a acabar el cielo, pero sabes que algo en ti cambió, aunque afuera el tiempo no se detuvo, ni el viento te despeinó los rizos. Lo sabes, lo sabes y sonríes en tus adentros, y te nace un sol en las pupilas y amaneces a las siete y viente de la noche. Pasa un día normal, sin mucha fanfarria  y fuegos artificiales. Te sientes liviana y volar ya no es tan descabellado. De pronto te miras por dentro y no estás vacía como ayer, y notas el alma florecida...y no te da miedo ya aceptar que el corazón tiene latidos nuevos, y que tus manos están llenas de letras por estrenar. Suspiras al ver el pasado como maestro y porque se te ha desvanecido en la piel los olvidos, que antes te lastimaban. De repente, todo te sabe diferente y te das cuenta que la magia es real porque la sientes en la yema de los dedos y te late en las sienes. Que llover ya no asusta y que es bonito compartir soledades, y es placentero caminar con alguien (aunque no se sepa hacia dónde se va).  Entonces, te das cuenta que volviste a amar... que una parte de ti se encuentra en los brazos de alguien más, que  caminar descalza ya no duele, y que vivir es una aventura que no cesa. Y te das cuenta que todo se resume a lo que tu piel exhala y que ya puedes caminar enseñando el alma. De pronto, un día cualquiera ... un lunes a las doce, un domingo en la tarde, un quince de septiembre o un veinte de mayo, el amor te interrumpe, te viste y desviste, te hace ver la vida con otros colores. Pasa que un día normal, sin mucho suspenso, vuelves a amar y lo sabes... y suspiras cuando te das cuenta que eres otra persona, una valiente que le dio otra oportunidad al amor.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario