Mis días deshojados en letras.

jueves, 4 de junio de 2015

Cap. 2015 pág. 155 de 365

10:56 Posted by MaRiani No comments
A veces tiene que llover para que nos demos cuenta de cuán secos estábamos.
De vez en cuando no es tan malo romperse en forma de aguacero y volverse río.
A solas o en compañía, pero hay que hacerse lluvia, que dejar a un lado el cielo despejado.
Y llover como si nunca lo hubiese hecho y te amarras a un chubasco  y humedeces tus esquinas.
Y sabes que tus veranos necesitaban también humedad y que las veces que te sentías completamente perdida, era porque necesitabas encontrarte entre gota y gota. No te aterra  volverte magia en estado líquido y sabes como rehacerte mejor porque la lluvia te purifica, se adueña de tus recovecos y no temes a inundarte porque sabes en el fondo que era lo que le hacía falta a tu alma para sentirse como nueva.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario