Mis días deshojados en letras.

lunes, 8 de junio de 2015

Cap. 2015 pág. 159 de 365

8:36 Posted by MaRiani No comments
Por ahí hablan de un primer amor vacío, de ese que define por orden de llegada y por manos agarradas.  Se dice te amo sin saber por qué y confunden amor con compañía, para que no le duelan los vacíos. Hablan del primer amor como si fuera la primera ocasión que miramos a una persona diferente, o que sentimos una adrenalina al verla pasar, pero estoy segura que eso no es. El primero, no es aquel que llegó a tiempo a nuestra vida, sino el que rompió las barreras del tiempo. Es aquel que nos enseñó a amar inclusive cuando no teníamos esperanza. El primero es aquel que nos hace sentir mejores que antes, que todo lo que no completamos, que las promesas que se quedaron, que los sueños que se rompieron sirvieron de algo.  Es aquel a quién eliges a diario como si fuera la primera vez, con quién decides aventurarte y aprender. El primer amor no es aquella persona que te agarra la mano, es aquella que se enreda contigo. Es aquel que te muestra el camino cuando no sabes ni a dónde ir, es quién te re define el amor, quién se encarga de sembrarlo en tus sienes y en la punta de tu lengua. Es aquel que estrena tu alma, que la renueva con un abrazo, quién te acaricia las heridas y su estancia es certeza de que todo estará bien. El primer amor no es quién te inicia, es con quién estrenas latidos y todo te parece nuevo. Es con quién decides estar dos mil eternidades y un poco más. Usualmente no llegan a la vez, pero si eso pasa, si de repente te interrumpe la vida una persona que es capaz de  ser el primero y te enseñe a amar, siéntete afortunado.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario