Mis días deshojados en letras.

martes, 23 de junio de 2015

Cap. 2015 pág. 174 de 365

8:59 Posted by MaRiani No comments
Una vez estuve a oscuras, ni yo podía ver mis manos,
ni siquiera podía descifrar el camino,
una vez aunque abriera los ojos no podía saber dónde estaba,
y me daba vértigo dar un paso delante. 
Entonces la vida me devolvió la luz cuando me sonreíste,
y en un instante se cayeron mis vendas 
y ya podía mover los pies.
Entonces tomaste mi mano y me florecieron poesías 
en los adentros,
Me abrazaste y comencé a humedecer. 
Y todo dio un giro,
y todo se llenó de color. 
Pese a seguir en penumbras podía verme.
Pese a no haberme movido parecía que había abandonado aquel lugar.
Es que tú, amor, llegaste para encontrarme,
como si supiera que andaba a la deriva,
como si supieras que las oscuridades comenzaban a asustarme.
Tú, que me hiciste cerrar los ojos,
sin saberlo me resucitaste,
sembraste soles en mi espalda
y ahora por mis venas corre tu nombre. 
Una vez estuve a oscuras, pero llegaste y todo en mí,
reinició. 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario