Mis días deshojados en letras.

lunes, 10 de agosto de 2015

Cap. 2015 pág. 222 de 365

9:29 Posted by MaRiani No comments
Parece que a los domingos les gusta quedarse, las horas pasan a paso lento,
como quien quiere dejar huella, como para detenernos y hacernos voltear la mirada por un momento. 
Por eso a mí, llévame contigo a donde vayas un domingo, regálame la oportunidad de tener el milagro del tiempo detenido en las manos...
en nuestros labios juntos,
en nuestros te quieros que se entrelazan al mirarnos.
Quiéreme un domingo cualquiera, uno lleno de melancolía de la que hace apretar los ojos y refrescarnos la memoria. Vamos a aventurarnos, a olvidarnos de que mañana el reloj avanzará igual que siempre y cada uno volverá a aterrizar. 
Vamos amor, a querernos un domingo donde parece que todo es posible ,
donde el cielo se posa entre nosotros, cuando nos miramos como su fuésemos un milagro.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario