Mis días deshojados en letras.

martes, 15 de septiembre de 2015

Cap. 2015 pág. 259 de 365

10:11 Posted by MaRiani No comments
Volví a sentir ese vacío de cuando una persona se va y uno no puede hacer más nada que verla partir. Ese mismo que te deja quieta. El cuerpo grita, pero no puedes moverte. Lo ves alejarse y cada paso que da, es un pedazo de la historia que se desmorona. Quería decirle quédate, pero sólo mis labios pronunciaban te amo. Quería decirle, no te vayas amor, pero mis labios sólo decían hasta luego. Apreté mis ojos con fuerza, como si con eso pudiera detener sus pasos, como si con eso el adiós se deshiciera. Solté todo lo que sentía para que se fuera con él. Yo sé de antemano que los adioses son duros cuando uno abraza lo que fue, así que dejé ir todo el amor que sentía y me quedé con su recuerdo como premio de consuelo. Volví a sentir un vacío, de esos que uno no puede llenar (aunque quisiera), de esos que se quedan para recodarnos a diario que también las historias perfectas, tienen final.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario