Mis días deshojados en letras.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Cap. 2015 pág. 281 de 365

10:39 Posted by MaRiani No comments

Su presencia me elevaba
y yo sabía que la cercanía
era más que su manos alrededor de mi cintura,
y su respiración danzando con la mía.
Estar cerquita era quedarme en él.
En forma de poesía,
o de viento,
de silencio que conecta.
Era abrazarme a la esperanza que le crecía
cuando me miraba,
y besar con mis ojos la comisura de sus labios.
Estar juntos no tiene que ver con cuerpos,
sino con almas,
con canción,
con te quieros que se pronuncian hasta que hacen arder.
Saber que allá donde todo florece, ahora
y el sol sale a dos horas más tarde; hay alguien
que suspira al sentir mis latidos,
al escuchar cómo lo quiero,
al saber que cuando cierra los ojos me ve.
Es cercanía,
es estar juntos.
Es amor de verdad, la tibieza de nuestras
manos juntas a distancia,
el color que le da a la vida cuando
sabemos que a cierta hora del día detenemos el tiempo
para pensarnos.
Yo sé qué es la cercanía y en nada tiene que ver
con proximidad,
y no se trata de pasos para alcanzar; sino
de enredos,
de fusiones,
de cuán entrelazados están los latidos
cuando se dice te amo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario