Mis días deshojados en letras.

sábado, 2 de enero de 2016

Cap. 2016 pág. 2 de 366

14:20 Posted by MaRiani No comments

  A veces le suelto un "no me idealices, soy imperfecta", pero en el fondo sé a lo que se refiere cuando me dice "eres perfecta", sé que mi piel se ajusta a sus espacios y que nuestras manos están perfectamente sincronizadas. En ocasiones temo defraudarlo, me da ese miedo de que me vea humana, pero a todos nos da eso... tememos de que los demás nos vean vulnerables; pero él, cada vez que me ve una carencia, la besa. En los momentos que me caigo, se lanza al abismo conmigo... o cuando nota que mis tristezas me inundan la mirada, posa su mano en mis mejillas y llueve conmigo. Y ese miedo se disipa, y no temo enseñarle cuántas cicatrices tengo, ni cuántas veces he estado muy hecha cenizas.  

El amor, ese sentimiento, ese motor, esa esencia que nos mantiene aquí, me ha enseñado tanto a través de su existencia. Le digo "eres maravilloso" pero no se la cree, y le quisiera prestar un momento mi corazón para que viera como late cuando ve su magia y entienda por qué digo eso. Desde que lo conocí no he dejado de cantar, y él no ha dejado de ser musa. "Me gusta encontrarme en tus letras", pero si supiera que él es el alma que le da color a todas mis poesías, si lo nombro alto para que todos se enteren de que suyas son mis manos también. 

"Me dio escalofríos", le dije.  En seguida cuestionó por qué. Le agarré la mano, y le dije: "Porque la felicidad me da vértigo".  Cosquilleo le hubiese dicho, o terremoto, o huracán, pero pensaría que soy una exagerada (y lo soy, y lo sabe). Su cercanía. Su te quiero. Su existencia.  La forma de mirarme, me llena de viento y por eso suspiro... y por eso lo amo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario