Mis días deshojados en letras.

domingo, 14 de febrero de 2016

Cap. 2016 pág. 46 de 366

13:59 Posted by MaRiani No comments

El suspiro.
La mirada que acaricia,
que devuelve la vista. 
La lágrima que salta de alegría,
El atardecer que recuerda un buen día,
o en el amanecer que renueva el reloj del alma.
Las manos que se reconocen,
que se buscan,
que se aprenden y exploran.
La poesía que acerca, que invita a esconderse en ella.
El silencio que se comparte, que no se rompe sino que se interpreta
que no se anuda,
sino que libera. 
El te quiero dicho con el roce, con la cercanía.

El amor siempre tan majestuoso. No cabe en las metáforas, no puede definirse, ni limitarse a unas reglas o kilómetros;
sin embargo, sigue habitando en lo simple.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario