Mis días deshojados en letras.

lunes, 25 de julio de 2016

Cap. 2016 pág. 207 de 366

10:26 Posted by MaRiani No comments
Fue aquella vez que suspiramos
que el viento se me quedó por dentro,
que la vida me supo a cítrico, a sal y a colores,
que no pude dejar de dedicarte mis latidos,
de enredarte en mis rizos
para traerte conmigo.
Aquella vez que nos elegimos,
que nos miramos sin miedos,
que nos desnudamos y fuimos libres de complejos
que pude tocar el infinito, y desde entonces
no he dejado de escribir.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario