Mis días deshojados en letras.

sábado, 6 de agosto de 2016

Cap. 2016 pág. 219 de 366

15:30 Posted by MaRiani No comments
Puedo hablar de lo bonito que ha sido
encontrar gente extraordinaria por ahí.
Siempre están con los brazos abiertos
y las puedes reconocer a cientos de kilómetros
por los colores, por el olor a esperanza.
Son esos que coincides y la magia es inevitable,
que se te meten por en medio del corazón,
te recorren en las venas
y te amarran a su alma sin mucha cortesía.
Y te habitan, te desmenuzan los miedos
y todo lo convierten en nuevo.
Las calles, las canciones, los suspiros.
Están ahí guardando silencio,
viviendo sin hacer mucho ruido,
pero los notas, los conoces
y no puede dejar de oír sus canciones,
de pensarlos altos,
de querer cruzar mares por abrazarlos,
de acercarlos siempre con letras, o entre sueños.
Se va, regresan. Son viento y mar a la vez.
Te prestan sus mundos, te regalan sus poesías
y si te hace falta se vuelven abismos por si quieres caer.
Puedo hablar de lo hermoso que es
mirarse las manos y notar como en ellas siguen estando
cerrar los ojos y sentir como te hacen cosquillas.
Esa gente extraordinaria que creen en el amor más allá de las fronteras,
en el perdón que libera, en el cielo que nace en los pies
en los colores en los abrazos... y también creen en ti.
Esa gente.



Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario