Mis días deshojados en letras.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Cap. 2016 pág. 253 de 366

8:01 Posted by MaRiani No comments


Las tristezas llegan para que hagamos algo. 
Uno no se puede quedar quieto ante el aguacero que se aproxima, ni puede dejar de sacudirse cuando la lluvia comienza a mojarle. 
Tiene que caminar lejos para un refugio,
tiene que aprender a bailar para que las gotas no inunden, 
no lleguen a ahogar. 
 La tristeza nos empuja, nos abre los ojos, nos lleva a soltar.
Si uno se queda un poco más ahí inmóvil se hace más difícil caminar,
porque la nostalgia es enredadera,
porque hay penas que toman la forma del cuerpo 
que parecen abrazar, pero lo que hacen es quemar,
es detener.
Una falsa zona de comodidad que deja pérdidas,
que vacía,
que encadena.
Las tristezas siempre llegan para que cambiemos de rumbo,
para que usemos todo ese mar y naveguemos.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario